> Clava lápiz en el ojo a su compañero de clases | Balaceras-Ejecutados-NOTICIASVER }

martes, 8 de septiembre de 2015

Clava lápiz en el ojo a su compañero de clases

www.noticiasver.com

Un estudiante de sexto año de una primaria de Castaños permanece en peligro de perder un ojo luego de que un agresivo compañero con antecedentes de bullying le clavara un lápiz en el ojo derecho.


Fue poco después del mediodía de ayer que Juan Francisco, de 11 años, y alumno de la primaria José María Morelos y Pavón de la colonia California, pidió permiso a su maestra para ir al baño, lo que le fue concedido.

Posteriormente, Anthony, de la misma edad, también pidió autorización para dirigirse al sanitario pero la profesora, consciente de sus antecedentes como alumno agresivo y desordenado, no le dio permiso.

Sin embargo, un descuido de la docente bastó para que Anthony se escabullera fuera del aula y alcanzara a Juan Francisco en el baño del plantel.

Acto seguido, Anthony comenzó a agredir a Juan hasta empuñar un lápiz y clavarlo en el ojo derecho de su víctima, que empezó a sangrar profusamente y a emitir alarmantes gritos de dolor, que fueron escuchados por su maestra y la directora de la institución. Monserrat Rodríguez, prima del menor afectado, relató que entonces la docente y la directiva procedieron a llevar a Juan Francisco a la Clínica 8 del IMSS, ahí mismo en Castaños.

El personal médico de la Clínica 8 del IMSS consideró necesario transferir al niño a la Clínica 7 en Monclova, y por razones desconocidas para la prima del menor al que le clavaron un lápiz en un ojo, no fue traído a la ‘Capital del Acero’ en una ambulancia del IMSS, sino a bordo de un coche particular de una de las dos maestras.

Al llegar al hospital, un médico de la clínica, luego de valorar la lesión de Juan Francisco, determinó que por la gravedad de la herida tendría que ser llevado a la Clínica 25 de Monterrey, donde intentarán salvarle el ojo.


Cabe mencionar que previo a la transferencia del menor, la familia tuvo que lidiar con un ‘mar’ de burocracia en el hospital, dado que al principio les dijeron que no había ambulancias disponibles; luego, el encargado de autorizar las transferencias se encontraba en una junta; y finalmente, ya cuando estaba autorizado el cambio personal de Enfermería se rehusaba a sellar los documentos, bajo el argumento de que primero tendrían que consultar vía telefónica sobre la transferencia al nosocomio regiomontano.





fuente:DiarioZocalo

No hay comentarios:

Publicar un comentario